Twitter ha anunciado que permitirá que algunos de sus empleados trabajen desde su casa de forma permanente, incluso después de que las medidas de confinamiento para detener el coronavirus se levanten por completo. La red social estadounidense es la primera gran firma tecnológica que toma medidas tan drásticas relacionadas con el teletrabajo.