¿Qué tienen que ver Pepe Mel y la gestión de la calidad? Nada y todo. Ahora que ha pasado ya un tiempo prudencial para un análisis personal, quiero tratar su despido desde esta óptica a ver qué sale, aunque me lo barrunto.