¿Te gusta la publicidad? Así de simplificada la cuestión, muy probablemente la respuesta sea más bien negativa, porque nos acordamos rápidamente del coñazo de los anuncios jodiéndonos la peli en TV, el debate en la radio, la información en las webs, o las canciones en las apps.