El término independiente, tan en boga hoy en día por latitudes del sur de Europa, también tiene su acogida en ámbitos en los que yo me muevo profesionalmente: el de las auditorías internas de Sistemas de Gestión.

Digo de Sistemas de Gestión porque son las que usualmente realizo, pero en general podríamos decir que cualquier auditoría que se lleve a cabo, bien por su objeto (financiera, de cuentas, de riesgos laborales, de Sistema), bien por su origen (interna, de un cliente, de una entidad de certificación, etcétera), debe(ría) cuidar su carácter independiente.