Recientemente, varias Normas de Gestión han pasado por “chapa y pintura”, como solía decir desde las puertas de clínicas privadas alguien que previamente discursaba “meyena deodguyo y datifadion decidles que la sanidá púbica ta mu bien”.