España se encuentra en una situación en la que la responsabilidad social es clave para que salgamos cuanto antes de la crisis sanitaria y venzamos al virus, pero a pesar de la conciencia generalizada y del movimiento “#yomequedoencasa”, por desgracia existe un sector de la población que no está lo suficientemente concienciado y sigue incumplimiento las normas establecidas, provocando así un riesgo mayor de contagio y, por tanto, ralentizando la recuperación de la crisis.