-¿Qué le parecen las medidas del Gobierno sobre la paralización de la actividad económica salvo en los sectores considerados como esenciales?

-Lamento decir que el Gobierno, desde el principio de la crisis del Covid-19, está actuando con dosis de improvisación, lo cual resulta totalmente inadecuado. Hay que tener en cuenta que una empresa o autónomo no puede cerrar de un día para otro sin el tiempo necesario para asegurar el parón a sus producciones, recoger equipos y documentación para poder teletrabajar, abandonar obras, atender clientes con pedidos en espera, etc… No es fácil, aunque compartamos que sea preciso. Por ello, hay que resaltar que la actitud de los empresarios ha sido realmente ejemplar, porque no olvidemos que muchos de ellos, antes que el propio Gobierno les obligara por decreto a cesar en sus actividades, ya habían dado ese paso de manera responsable y adecuada, especialmente en los casos de la hostelería y el comercio.