Somos realmente malos al elegir contraseñas.

Según un nuevo estudio realizado por un investigador de Virginia Tech y Dashlane, un popular servicio de administración de contraseñas, la mayoría de los usuarios cometen los mismos errores al crear contraseñas, como hacer que su contraseña sea el nombre de una marca popular o de su equipo deportivo.